Back to top

Museo Municipal y Casa de la Cultura de Villa Alegre

Localización: 
Maule, Linares, Villa Alegre
Dirección: 
Abate Molina 413
Referencia Localización: 
Antigua Escuela de Niñas
Categoría: 
Monumentos Históricos
Tipología: 
  • Inmueble
  • Equipamiento
  • Cultural

Emplazado en la calle Abate Molina, a la altura del 413, en plena Zona Típca de Villa Alegre, este inmueble constituye uno de los edificios más antiguos de la zona, exponente de las características arquitectónicas e históricas propias de los poblados rurales tradicionales de la Zona Central del país.
El edificio es una construcción que data de 1871. Fue ejecutada por orden de María Irene Hormazábal y Cisternas, residente de Villa Alegre quien reunió los fondos para la construcción del inmueble destinado a acoger las dependencias de la Escuela de Niñas de Villa Alegre, institución que funcionó en el recinto hasta 1958.
En términos formales, la construcción del inmueble responde al patrón de casa chilena de estilo criollo, típica del Valle Central. Es una casa en forma de U estructurada en torno a un patio central rodeado de corredores. Predominan en su materialidad elementos propios del estilo como el adobe, la madera labrada, pilares octogonales, y la teja colonial. La casa se encuentra a solo 30 metros del Templo Parroquial de Villa Alegre, de similares características de estilo, por lo que ambos edificios estructuran un eje patrimonial local.
Tras el traslado de la Escuela a un edificio más amplio y moderno, la Municipalidad quedó a cargo de la administración de la casa. En 1998, mediante la ejecución de proyecto FONDART, el inmueble fue cuidadosamente restaurado conservando los elementos propios de su estilo con el fin de destinarlo a albergar las dependencias del Museo Municipal y Casa de la Cultura de Villa Alegre, inaugurado el 6 de mayo de ese año.
Actualmente, el Museo y Casa de la Cultura de Villa Alegre tienen por objetivo difundir y conservar las manifestaciones culturales propias de la zona, en diálogo con la importancia que el edificio que los acoge representa para el patrimonio local.
En virtud de sus características tanto arquitectónicas como simbólicas, propias de las construcciones de estilo criollo hacendal, es que en octubre de 1998 este inmueble es decretado Monumento Histórico Nacional, con la finalidad de resguardar y difundir sus valores patrimoniales.